martes, 19 de febrero de 2008

Una actualización de Windows Vista provoca un bucle infinito de reinicios del sistema operativo


La semana pasada, Microsoft puso a disposición de los usuarios de Windows Vista dos actualizaciones que se debían instalar antes de poder acceder al Service Pack 1 de este sistema operativo, que se espera llegue el mes que viene. Ambos paquetes fueron clasificados como 'importantes' por la compañía de Redmond, de tal manera que se instalaron de manera autómatica en todos aquellos equipos que tenían activado el servicio de Windows Updates con la configuración recomendada por defecto.

Pero lo que en principio iba a ser una actualización como cualquiera otra lleva visos de convertirse en un engorro considerable para Microsoft. Y es que horas después de lanzarla, un número considerable de usuarios de Windows Vista se han quejado de que cuando el proceso de instalación estaba a punto de acabar, sus ordenadores se han reiniciado... y se han vuelto a reiniciar... y se han vuelto a reiniciar... y se han vuelto a reiniciar indefinidamente.

Una portavoz de Microsoft ha reconocido que son conscientes del problema y que están trabajando para poder ofrecer un parche lo antes posible, pero no ha concretado cuándo lo tendrán listo. Hasta entonces, la única posibilidad que hay para recuperar el sistema y poder trabajar con él es reinstalar Windows Vista o bien seleccionar alguno de los puntos de restauración que se tengan.