miércoles, 19 de marzo de 2008

Lúcete en las entrevistas

Mercado laboral. Llegó el gran día, el momento en el que tu currículum es sólo un complemento más para obtener un puesto. Prepárate a fondo para el cara a cara.

Has estudiado durante años, te has preparado, has adquirido experiencia y estás dispuesto a enfrentarte a una entrevista de trabajo. Tu futuro inmediato depende de ella y estás preparado para dar lo mejor de ti y para causar una excelente impresión en tus posibles jefes. Estos consejos pueden ayudarte a conseguirlo.

A tener en cuenta

Imagen profesional.- Tu objetivo ha de ser presentarte como el candidato preciso que la empresa busca. Has de ser consciente de tus capacidades, tus puntos débiles y tus posibilidades de formación, pero es esencial que sepas qué quieren ellos.

Investigación.- Entérate de lo que hacen, de cuáles son sus productos y servicios, de dónde radican sus intereses. Cuanto más sepas de ellos, más fácil te será preparar la entrevista e impresionarlos.

Actitud positiva.- Muestra interés y entusiasmo por el trabajo al que optas y afirma tu capacidad de llevarlo a cabo o de aprender cualquier técnica que se te pida. No te cohíbas ni muestres miedo o timidez. Una actitud simpática y vital te ayudará mucho en los primeros minutos de la entrevista, que es cuando se decide si alguien es o no un candidato al que se deba considerar.

Practica.- Es conveniente comportarse con desenvoltura y hablar con fluidez y aplomo. Ejercítate ante el espejo para asegurarte de que tus gestos son naturales. Grábate y escúchate luego para acostumbrarte a un tono de voz agradable y para controlar tu velocidad al hablar. Imagina qué te pueden preguntar y practica las respuestas.

SIN SORPRESAS

Hay algunas preguntas esenciales que te pueden hacer en una entrevista de trabajo. Si quieres salir airoso, deberías tener una respuesta preparada:

¿Cuáles son sus puntos fuertes y débiles?

¿Qué considera un éxito o un fracaso en una actividad concreta?

¿Ha tenido fracasos en empleos anteriores?

¿Tiene experiencia para hablar en público?

¿Qué le puede ofrecer a nuestra empresa?

¿Por qué eligió esta profesión?

¿Cuáles son sus expectativas laborales para dentro de diez años?

¿Cuál es su rendimiento bajo presión?

¿Ha facilitado alguna solución drástica a algún problema concreto?

¿Qué tipo de jefe prefiere?

¿Podría ocuparse de varias labores a la vez?

¿Tiene capacidad para trabajar en equipo?

¿Tiene objeciones a hacer horas extraordinarias, a viajar o a traslados?