domingo, 25 de mayo de 2008

Flash, PHP Y MySQL: Contenidos Dinámico


Flash, PHP Y MySQL: Contenidos Dinámico
Anaya Multimedia | ISBN 844151609X | 489 Pages | 9.67 MB


Los contenidos que observamos diariamente en Internet han sufrido una profunda transformación en los últimos años, ocasionada por el propio desarrollo de la tecnología que los soporta. Si hace un tiempo los sitios Web constaban exclusivamente de distintas páginas escritas en formato HTML en las que se incluya textos e imágenes, hoy día es corriente que el sitio web en sí no sea más que la parte visible de una aplicación, instalada en el servidor, cuyo funcionamiento consiste en extraer información de una base de datos y dotarla de un apariencia apta para ser mostrada en el navegador de Internet del usuario que está visitando ese sitio Web gracias a la combinación entre el propio lenguaje HTML y lo que se denomina "lenguajes de servidor", que son interpretados para mostrar información.

Algunos lenguajes de servidor de los que se dispone en el mercado son ASP (ActiveServer Pages), JSP (Java Server Pages), Cold Fusion o PHP (PHP Hypertext Processor), siendo este último uno de los más conocidos y utilizados, principalmente por el hecho de que puede ser utilizado en distintas plataformas (Unix Linux, Windows, Mac) con el añadido de que un script desarrollado en un servidor concreto funcionará en cualquier otro sin prácticamente ninguna modificación. Es también un lenguaje server-side (todas las acciones que realiza tienen su efecto en el lado del servidor), y finalmente, porque se puede descargar de forma gratuita al ser su código abierto.

Podemos concluir entonces que los sitios Web actuales se han convertido en una suerte de "aplicación dinámica" que no se gestiona por aquellas personas que lo diseñaron, sino por los propios responsables del sitio, no creando nuevos documentos HTML añadidos al servidor vнa FTP, sino mediante un conjunto de "paneles de control" que incluyen formularios que le permitirán la modificación, mediante el lenguaje de servidor utilizado, de los contenidos del sitio Web en cuestión en lo que se refiere tanto a textos como a archivos de imagen o multimedia.

Paralelamente al desarrollo de las bases de datos y los lenguajes de servidor, se producía el descubrimiento, auge y posterior "boom" de una de las herramientas de creación multimedia mбs conocidas estos días: Macromedia Flash. La riqueza sonora y visual que aportaba a los sitios Web era imposible de igualar por los aquel entonces "poco visualmente atractivos" sitios realizados en texto HTML.

Si en sus tres primeras versiones se utilizaba casi exclusivamente para desarrollar animaciones basadas en gigantescas líneas de tiempo repletas de fotogramas, a partir de la versión 4 se introdujo la posibilidad de crear contenidos que respondieran fielmente a la interacción del usuario con los mismos, gracias al entonces poco refinado "lenguaje" ActionScript. Sin embargo, en un primer momento, Flash se dio de bruces ante la necesidad de gestionar contenidos dinámicos, pues las posibilidades que ofrecía para tal tarea dejaban bastante que desear; tanto es asн que para ello se utilizaba otro producto de la casa Macromedia, Macromedia Generator. La ventaja que ofrecía Flash, en cuanto a la comunicación visual se refiere, se perdía al ser los contenidos prácticamente inamovibles si no se disponía de los ficheros .fla originales para modificarlos.