miércoles, 4 de junio de 2008

La belleza en el código

Los programas feos son como los puentes feos: suelen ser mucho más propensos a caerse que los bonitos, porque la forma en la que los humanos percibimos la belleza (y especialmente los humanos-ingenieros) está íntimamente relacionada con nuestra habilidad de procesar y entender la complejidad. Un lenguaje que dificulte escribir código elegante también dificulta escribir buen código.

-- Eric S. Raymond