sábado, 21 de junio de 2008

Placa base de arranque ultrarrápido: 0.69 segundos


Un pequeño record. Bajo una placa base TS-7800 se ha conseguido iniciar una shell de una distro Linux en tan sólo 0.69 segundos.

Dicha placa monta un micro Marvell ARM9 a 500 MHz, 128 MB de memoria RAM DDR y 512 MB de memoria interna en formato flash, ampliable mediante tarjetas SD. Todos estos componentes están embebidos en la propia placa y no son intercambiables tan facilmente, ya que esta es un tipo de placa denominado SBC, Single Board Computer.

Hay que decir que el ordenador ha sido optimizado al máximo para lograr esos 0.69 segundos de tiempo de arranque, ayudado en parte a que no se arranca mediante una interfaz gráfica sino a través de shell (línea de comandos).

Sin embargo, en un ordenador doméstico y en el que se quisiese cargar un sistema completo (no minimizado, aunque sí optimizado) a día de hoy es imposible que se cargue tan rápido, ni siquiera con almacenamiento flash. La razón es que antes optimizar el arranque del sistema operativo habría que que minimizar el tiempo de las BIOS/EFI de las placas convencionales, que suele rondar los 10-20 segundos en reconocer todos los dispositivos, en formatear memorias y, en general, en iniciar todo el sistema.